Alimentación Saludable
abril 11, 2019

Diabetes gestacional: ¿Qué comer y qué no?

Image
Cuando se presenta esta afección propia del embarazo, una de las formas de tratarla y reducir el riesgo de complicaciones es siguiendo una dieta saludable. Este artículo proporciona una serie de recomendaciones para garantizar el bienestar de la madre y el bebé.
 
La diabetes gestacional es aquella que aparece en la mujer ante la incapacidad de su organismo de producir suficiente insulina durante el embarazo. Esta patología que, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), afecta entre el 2 y el 10 por ciento de los embarazos en Estados Unidos cada año, deriva en altos niveles de glicemia (azúcar en la sangre), lo que supone un riesgo tanto para la madre como para el bebé en gestación.
 
De no ser evitada ni tratada debidamente la hiperglicemia (nivel elevado de azúcar en la sangre), son múltiples las complicaciones que tanto la madre gestante como su bebé pueden sufrir. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres con diabetes gestacional (GD) no solo pueden presentar complicaciones durante el embarazo, sino también en el parto. Tras este último, tanto ellas como sus hijos corren el riesgo de padecer diabetes tipo 2 (DM2) en el futuro.

Maneje bien su alimentación

Aunque a toda mujer se le aconseja seguir una dieta sana y equilibrada durante el embarazo, a las que presentan diabetes gestacional se les hace mayor énfasis con relación a su alimentación. Para este fin, es importante realizar un monitoreo constante de carbohidratos: la recomendación general es comer carbohidratos complejos (de absorción lenta: verduras, legumbres, cereales integrales, entre otros); mas no simples (de absorción rápida: productos con mucho almidón o elaborados con harinas refinadas, entre otros).  
 
La Asociación Americana de la Diabetes (ADA) sugiere a las pacientes con diabetes gestacional que ingieran tres comidas moderadas y hasta cuatro meriendas por día, según el caso. Para evitar picos glicémicos, se les aconseja repartir de manera uniforme durante el día los refrigerios y comidas que contengan harinas.   
 
Otro factor determinante en la dieta gestacional para la diabetes es el consumo de alimentos con un índice glicémico bajo. Debe entenderse que toda comida con baja carga glicémica se descompone de una forma mucho más lenta que los carbohidratos simples, los cuales aportan glucosa en grandes cantidades.
 
Las mujeres con diabetes gestacional deben comer alimentos magros y ricos en proteínas como:
  • pescado,
  • pollo,
  • pavo,
  • huevos,
  • fríjoles,
  • nueces y semillas,
  • entre otros.
Además, deben consumir grasas no saturadas presentes en alimentos como: aceite de oliva, aguacate, salmón, atún y semillas de chía, entre otros.

Lo que debe evitar

Si una mujer está llevando una dieta para la diabetes gestacional, es importante que evite todos aquellos alimentos que puedan elevar sus niveles de glicemia. En tal sentido, comestibles refinados y procesados como tortas, galletas dulces, pudines, gaseosas y jugos de fruta con azúcar añadida –entre otros–, deben ser excluidos de la dieta.  

Artículo realizado con base en información publicada por: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC); Organización Mundial de la Salud (OMS); La Asociación Americana de la Diabetes (ADA).


Compartir este artículo:
Registrese

Únase a nuestra comunidad y disfrute de temas relacionados con la diabetes y la buena salud.

Registrese