marzo 07, 2019

Hallan posible causa de la diabetes tipo 1

Hallan posible causa de la diabetes tipo 1
Una reciente investigación vincula las células inmunitarias protectoras con la aparición de diabetes mellitus tipo 1 (DM1). El estudio, realizado por el Centro de Diabetes Joslin, además sugiere que los microbios intestinales que afectan a dicha población celular podrían proteger contra la enfermedad.

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la deficiencia o ausencia de insulina, que hace necesaria la administración diaria —por vía subcutánea— de esta hormona vital. Sobre sus causas no se tiene una respuesta concreta ni definitiva, por lo que la comunidad científica mundial se ha volcado a encontrar hallazgos que permitan tratar de mejor forma y, en el mejor de los casos, evitar la que hasta ahora es considerada una patología irreversible.  

En esta condición de salud, al igual que en otras de naturaleza autoinmune, algunas células T (las cuales conforman el sistema inmunitario y se forman a partir de moléculas madre en la médula ósea) atacan por error a otras células del cuerpo, al tiempo que las células T reguladoras protectoras (pTregs, por sus siglas en inglés) se intentan defender de tal ataque.

A través de un estudio realizado en ratones con DM1, investigadores del Centro de Diabetes Joslin (Boston, Estados Unidos) demostraron que los animales con cierto tipo de células pTregs son mucho más propensos a presentar esta enfermedad, cuyos síntomas en humanos varían entre: excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio.

En su mayoría, las células T reguladoras se forman y maduran en el timo, un pequeño órgano linfático ubicado en el centro del pecho, detrás del esternón, sobre el corazón. Sin embargo, la investigación arrojó que una pequeña parte de este grupo de células se desarrolla por fuera del timo, lo que dio a entender al grupo de científicos que participó en el estudio que hay una incidencia importante de dichas células en la aparición de la diabetes tipo 1.

Ahora los investigadores plantean una hipótesis alrededor de los microbios que se encuentran en el intestino. En este segmento del sistema digestivo está activada gran parte de la población de pTregs, lo que hace pensar a los científicos que estos microorganismos intestinales podrían ser los encargados de producir las células protectoras y, a su vez, de proteger a las células beta del páncreas –secretoras de insulina– del ataque autoinmune del que son víctimas y que deriva en la aparición de la DM1.   
 
Fuentes: Centro de Diabetes Joslin —Boston, Estados Unidos— y Organización Mundial de la Salud (OMS).
Registrese

Únase a nuestra comunidad y disfrute de temas relacionados con la diabetes y la buena salud.

Registrese